Seguidores

ESTE ES TU OTRO BLOG

ESTE ES TU OTRO BLOG
Pincha aquí y conoce este blog

viernes, 16 de diciembre de 2011

Y YO... ¿VIVIRÉ ALGÚN DÍA?

  De nuevo nos hemos dado de bruces con la Navidad. Esas fechas que se supone han de ser el hilo conductor de la Felicidad y la Paz... Pero de nuevo se me vienen a la mente escenas que me alejan de llegar a tales fines. Uno intenta por todos los medios olvidar malos royos y restar importancia a los golpes que le vienen por todos lados y se da cuenta que no es uno lo que pensaba, que es uno alguien de lo más normal.
Alguien al que le duelen los golpes, y no me refiero a los físicos, no, me refiero a los que te rompen por dentro. Ya está uno cansado de oir siempre las mismas arengas, de poner la otra mejilla... Solo tengo dos y ya empiezan a cambiar de color... Parecen moradas.
Toda mi vida, creo, he intentado emplear mi vida en beneficio de los demás y nunca pedí nada. Ahora, cuando se supone uno ya ha pasado su ecuador particular sigue viendo como lo más normal es escuchar peticiones de todos cuantos le rodean y nadie parece darse cuenta de que yo también se pedir, que tengo derechos y no solo obligaciones, que he de vivir. Deben pensar que visto lo visto uno ha de estar en la gloria, y, nada más lejos de la realidad. Cuando llegan estas fechas me voy dando cuenta de lo solo que se puede estar aun estando rodeado de gente. Me doy cuenta de que no siempre la gente tiene entre pecho y espalda lo mismo que yo. Debo de ser de otro mundo o yo diría que soy transparente, que nadie me ve. Es duro dar la sensación de ser un llorón a mis años, pero, que puedo hacer. Solo siento algo de calor humano cuando estoy con mi mujer, y en algunas ocasiones cuando mis compañeros me alientan en mi trabajo...


Aunque no lo crea nadie yo también tengo un corazón que se duele tras tanto ignorarlo, tras tanto pedirle sin darle ni siquiera ánimos, de tanto ser el malo en esta película en sesión continua. ¿Melancolía? Puede, soy humano. Pero más bien empiezo a pensar que si que soy invisible y me empieza a doler tanto pedir algo de calor. Y es que cuando empiezas a ver como te ignora quien más quieres de los tuyos aparte de tu pareja demostrando que solo los demás importan empiezas a renunciar a todo, a dejarte llevar, a rendirte. Soy un ser humano con su propio corazón y no una patata para tal fin.. Yo también sufro.
Aun así, y se que esos no van a leer esto, a todos, FELIZ NAVIDAD.

4 comentarios:

rosama dijo...

Feliz navidad para ti también Agustín, y sobre lo que escribes no creo que seas invisible pero el egoísmo campa libre y hace que la gente solo piensen en ellos mismos, primero yo, luego yo y después yo, y no les interesa nada más.
Por lo tanto es mejor centrarse en las personas que te aprecian y pasar del resto que ya tienen bastante con su ombligo.
Un abrazo.

Elena dijo...

Bueno ....

La vida nos pone pruebas para ver si somos capaces de superar las adversidades.

Doy fe ( como los notarios ) jeje de que tú eres un ser humano con un gran corazón y que haces todo lo que está en tus manos por ayudar a los demás, no te martirices si no obtienes ese calor que tanto deseas de ciertas personas, todo llegará .... mientras tanto yo estoy aquí para cubrir cualquier ranurita, que sé que no es lo mismo pero nunca esta de mas.

Besotes!!!!!!!!!

Abuela Ciber dijo...

Estas palabras mensajeras a traves de las distancias, deseo lleguen a ti y seres queridos , portadoras de cariño y energias de BienEstar:
Que tú corazón esté ligero y tus bolsillos pesados.
Que la Buena suerte te persiga.
Que cada día y cada noche tengas muros contra el viento, y un techo para la lluvia.
Que tengas alimento junto a la fogata y, risas para consolarte.
Que aquellos a quienes amas estén cerca de ti,

Y........todo lo que tú corazón desee!
.
FELIZ NAVIDAD!!!
.
Abuela Cyber
.

Eco (DCAC) dijo...

¡¡AGUSTÍN, MUCHÍSIMA FUERZA!! Aunque sólo sea un niñato casi en pañales, aunque no tenga ni idea aun de lo que es la vida y se que no puedo compararme contigo, quiero decirte que te comprendo. Se lo que es gritar en medio de un montón de gente y que tu voz retumbe como un cañonazo, pero la gente se haga la sorda. Se lo que es dar y casi nunca ser correspondido. Se lo que es sentirse vacio, incomprendido y pensado por los demas como un ente frio, sin corazón, una especie de autómata que además respira. Como me dijo siempre una mujer muy sabia que se llama Elena y creo que tu conoces muy bien, esa gente no te merece. Tal cual. Eres la mejor persona que he conocido, y para ello solamente hay que observar a que te has dedicado durante toda tu vida. Y quien lo niegue puede quemarse en el infierno.
Aunque ya sea un poco tarde, quería felicitarte estas fiestas, porque he estado a mil cosas y no me ha dado tiempo. Disfrutalas hasta el punto que puedas, porque yo estuve igual que tu el año pasado y ahora me arrepiento. Disfrutalas por aquellos a los que verdaderamente quieres y te han correspondido y quieren estar contigo. Pero lo más importante, no te sientas solo. Incluso a través de la etapa más oscura, tienes gente que siempre estaremos aqui. Desde aquí quiero mandarte un abrazo enorme, un abrazo cálido, para ver si puedo prender de nuevo en ti la llama de una sonrisa. ¡¡¡¡¡UN ABRAZO ENORME, PADRE VIRTUAL!!!!!