Seguidores

ESTE ES TU OTRO BLOG

ESTE ES TU OTRO BLOG
Pincha aquí y conoce este blog

viernes, 27 de noviembre de 2009

CHISTE EN AGRADECIMIENTO

En mi anterior entrada revelaba mi mal estar y mi desinterés para editar nuevas entradas. Muy agradablemente, por vuestros comentarios, sentí vuestro apoyo y os lo agradezco. ¿Y qué mejor manera de agradecerlo que volver a la carga con más ganas y fuerza?
Pero hoy no, hoy para ir calentando y en agradecimiento voy a contaros un chiste que acabo de recordar. Dice así:

En un pueblo situado en los Picos de Europa, su médico local está sentado en una mecedora a la puerta de su consulta por falta de pacientes. Al poco, se percata de que un paisano se acerca montado en su burro.

Buenos días doctor.
Hola Agapito, ¿Cómo por aquí?
A verle a usted, hay algo que ya me tiene preocupado.
Ea... Pues pasemos dentro.(y entraron)
Tu dirás
Verá doctor, mi mujer me ha dicho que no quiere tener relaciones conmigo, que la hago daño cada vez que me pongo encima.
Normal Agapito, con eso 160 ó 170 kilos que pesas me imagino los sufrimientos de tu esposa.
Si doctor, y lo entiendo, por eso he venido, para que me ponga un remedio para adelgazar.
El doctor piensa por unos segundos, sopesa que es zona de trabajos duros donde los vecinos comen platos fuertes y levantándose de su butaca invita a Agapito a salir fuera. Una vez ambos en la calle le dice al paisano...
¿Ves aquella montaña alta de allí?
¿La más grande de la sierra doctor?... Si, la veo.
Pues durante quince días tienes que subir una vez al día y vuelves a los quince días, verás como te sienta bien.
Si usted dice, doctor, que me vendrá bien, así se hará. Y se marchó.

Han pasado los quince días y el doctor está en su consulta cuando llaman a la puerta...

Pase
Hola doctor, ya estoy aquí.
El doctor le mira asombrado y le invita a subirse a la báscula y pesarse.
166 Kilos Agapito... Te veo igual que antes.
¿Y que hacemos doctor? Yo he hecho lo que me mandó.
El doctor, extrañado de su error al recetar, no quiere dar su brazo a torcer pues sería reconocer su fallo y le dice:
Pues ahora, durante otros 15 días, subirás a la montaña dos veces al día.
¿Dos veces doctor?
Si, dos veces, hazme caso.
Vaaale, y aunque de mala gana, el paisano salió por la puerta decidido a obedecer al galeno.

Pasados los 15 días, se encontraba el médico sentado de nuevo en su mecedora en el porche de la consulta cuando apareció Agapito montado en su burro.
Con los ojos como platos, esclama el médico...

Pero Agapito... te veo igual que hace 15 días... me parece que no has perdido ni un gramo, es más, diría que estás más gordo...
¿Tu has hecho lo que te mandé?
Si doctor... todos los días... subir dos veces a la montaña.
Lo dudo
¿Que lo duda? Pues no he fallado ni una sola vez...Mire, mire..
Mire como se me ha quedado el burro, como una tabla.

8 comentarios:

Timoteo Estevez dijo...

jajajja esta bueno el chiste se le ha quedado parado el burro...

David dijo...

Buen chiste que puede reflejar muchas cosas de la sociedad actual.
En cuanto a tú decaída en las entradas , no te preocupes , que a veces la conciencia le dar por girar y girar y no llegar a ninguna parte.
Escribe y siente, que con eso el placer de las emociones está asegurado.
Un abrazo.

rosama dijo...

Muy bueno el chiste, todos queremos tener buen tipo, pero cuando hay que sacrificarse nos hacemos los tontos.
Saludos.

Gildardo dijo...

Cualquier parecido con México es MERA COINCIDENCIA... Jajajaja... Me encantó el chiste... Y creo que eso no sólo se vive en México, sino en el resto del mundo... Yo soy un poco así... Como dirían "Las Ultrasónicas" en "El Rock de la Pájara Peggy": "NO HAY PEOR VICIO QUE HACER EJERCICIO"... Jajaja

Un fuerte abrazo padre!!! Saludos!!! Aprovechando que mi alma me permitió darme un paseo fuera de ella!!!

cabreada dijo...

Jajaja, si es que lo digo yo siempre, es que hay que hablar con propiedad que luego hay mal entendidos

Capitán Clostridium dijo...

Desde luego, ... A veces los médicos no saben explicarse. xD

Jimmy dijo...

Me lo apunto para mi repertorio

Agustin dijo...

Me alegro de que os gustara a todos, es viejo, pero se me vino a la cabeza. Más adelante, con vuestro permiso, contaré más.
Saludos, besos y abrazos.