Seguidores

ESTE ES TU OTRO BLOG

ESTE ES TU OTRO BLOG
Pincha aquí y conoce este blog

viernes, 8 de octubre de 2010

CONVIVENCIA, AUTOPISTA DE PEAJE.

Hoy toca desnudar nuestro interior y hacer una demostración de sinceridad si es que somos capaces y valientes. Puede que si alguien no me conoce me esté echando la tierra encima yo mismo pero creo que para tratar este tema es obligado aparcar la hipocresía que, disfrazada, se esconde entre esta sociedad.

Si, es natural y obligada la necesidad de convivir, pero como todo, esta tiene un precio. Si me preguntáis por qué digo esto creo que es fácil de explicar, pues como todas las autopistas de peaje, todas, su circulación va en dos sentidos. Pero aquí viene el verdadero problema que esconde nuestra sociedad, la hipocresía. Es indispensable y obligatorio para que exista convivencia que lo que exige tal necesidad sea moneda de ida y vuelta, de lo contrario pasaría de ser convivencia a ser parasitaje puro y duro. Pero claro, exigir, en algunos casos, tal equidad, es para muchos, racismo, por eso lo de la hipocresía.

Mientras que unos cargamos con derechos, y en casi siempre, muchas más obligaciones, otros, los mismos que reclaman respeto a sus costumbres, solo se hacen acreedores de los derechos teniendo que ser los demás los que carguen con sus deberes. No voy a decir a quien me refiero pues a poco que uno se pare a pensar irá dándose cuenta de hacia dónde van mis tiros, hacia los que oculta y beneficia la hipocresía que hemos dejado madurar por conformismo y falsa responsabilidad. De todas formas, estas imágenes lo dirán todo.

Mantener esta sociedad, su ritmo de vida y sus comodidades es deber de todos y no siempre ocurre pero por desgracia si te quejas y reclamas se te tacha de racismo. Si ahora empiezo a hablar de gitanos, musulmanes, inmigrantes etc. Nos daríamos de bruces con la hipocresía de quien dice lo que otros comparten pero silencian por cobardía esperando ganar puntos para no se sabe qué.

Si optas a una vivienda social has de presentar las nóminas y la declaración de hacienda, cosa normal, pues has de demostrar que puedes pagarla por barata que sea.

Si se te acaba el paro y la compensación, aunque tengas hijos has de pedir a tu familia y amigos para poder comer.

Si por su religión hay niñas obligadas a taparse la cabeza exigiendo su derecho fuera de su tierra.¿Por qué a los demás no se le aplican los mismos derechos?

Repito, no soy racista, no, soy sincero y humano, pero…¿Por qué a aquellos que viven con poco más del sueldo base se les niega el derecho a una vivienda protegida por pasarse mínimamente de ingresos y a los gitanos, que tantos derechos reclaman, se les da? Pero claro, sus nóminas y declaraciones de renta demuestran que pueden pagar.

¿Por qué muchos parados se ven obligados a alojarse con la familia para poder comer al acabársele el paro y un numero inmenso de “sinpapeles” reciben una paga camuflada en humanidad y una asistencia sanitaria gratuita?. Los demás son, tras toda una vida de cotizar, desmerecedores.

¿Cuántos gitanos has visto en las colas del paro? A la vista de todos

está que en cierto programa de la cuatro y en más de una ocasión, entre carcajadas, piden a las cámaras que se les dé una paguita… No piden un trabajo, no, para qué si tienen que vigilar en todo momento el oro que se han encontrado.

¿Cuándo los Príncipes estuvieron en Arabia se obligó a Doña Leticia a taparse la cabeza… ¿Respetaron los musulmanes que aquí nuestra costumbre no obligue a la mujer a ir tapada?

Sí, hay que soñar con una convivencia plena y satisfactoria, pero no hay que pedirla, hay que exigirla con todo lo que supone sin que por ello uno sea un racista.


9 comentarios:

Jabo dijo...

Gran post, que nos hace reflexionar sobre varios temas, todos ellos importantes.
Un gran abrazo en este día de la convivencia. Jabo

Balovega dijo...

Hola..

Hoy es un buen día para convivir, convivamos siempre.. Un abrazo de buen fin de semana

MA dijo...

Hermoso post de convivencia , tenemos que aprender a convivir en paz y armonía con respeto y compartiendo culturas.
Un abrazo de MA.

Mery Larrinua dijo...

Muy buen articulo....para pensar!
un abrazo

Elena dijo...

CONVIVENCIA= Vive y deja vivir.
Besos.

Senovilla dijo...

Otro artículo que me llena, la Convivencia es esto y la sinceridad con la que lo narras hace que entendamos mejor lo que ocurre hoy en nuestra sociedad.

Creo que se están mezclando las ideologías con la humanidad, el ayudar con la obligación y el respeto con la tomadura de pelo.

Gracias por este aporte.

Te dejo un abrazo muy agradecido

rosama dijo...

Tienes toda la razón, a nuestross gobiernos se le llena la boca de buenismos mal entendidos, da buena propaganda ayudar a las minorias, aunque estas no necesiten esa ayuda tanto como el resto de familias que aunque no son estranjeras ni pertenecientes a minorias no tienen derecho a nada, aunque si a cotizar si ganan cualquier miserable sueldo.
Yo trabajo con gente y se de innumerables casos de ese tipo.
camioneros que no llegan a fin de mes por la baja carga de trabajo y que se ven obligados a dejar el camión y malvenderlo pues tienen que pagar mas en impuestos al estado de lo que sacan y a quienes se les niega cualquier ayuda.
Personas viviendo solas que piden una ayuda y les dicen que como tienen familia les pidan ayuda a estas.
Personas trabajando en Mercadillos a las que por unos metros les cobran el oro y el moro en plena intemperie, y gitanos que tienen el mismo puesto y mas grande que por pertenecer a esa minoría y estar necesitados se les deja vender de forma gratuita, y reciben ayudas por mujer, hijos y para tener casa gratis.
Viudas cobrando 300 euros de pensión a quien se les niega ayuda para simplemente poder comer etc...
Según una conocida mía en este país hay que ser gitano o inmigrante para poder vivir de gorra, el resto estamos para cotizar y hacer que el estado de bienenstar alcance a estos y a pagar los grandes sueldos de nuestros ineptos gobernantes.

Deybi dijo...

Un interesante aporte a la iniciativa.

Saludos.

meg dijo...

Mi hermana ha sido profesora en el barrio Orcasitas de Madrid, un barrio marginal, donde estudiaban toda clase de niños incluidos losinmigrantes y los gitanos. A éstos y a los inmigrantes se les daba la comida gratis y tenían derecho a los libros gratis. Y el resto de alumnos españoles, tan o más pobres que los anteriores, tenían que pagarse su comida en el comedor o llevársela de casa y pagarse los libros. Y de esto hace ya 20 años. Seguimos con las mismas desigualdades de antaño y esta insjusticia nos va volviendo racistas inconscientemente.

O cortamos o esto se acaba desmandando. Los gitanos rumanos de Francia de momento vuelven a su país (que ya ha reciubido un dinero de la UE para que los vuelva a acoger). Y con los moros, mucho cuidado,porque éstos no se adaptan a ninguna civilizacion aunque vivan en ella 20 años.

Y así seguimos...