Seguidores

ESTE ES TU OTRO BLOG

ESTE ES TU OTRO BLOG
Pincha aquí y conoce este blog

jueves, 2 de septiembre de 2010

¿DUDAS O LAMENTOS?

Hoy, tras un nuevo paréntesis en mis entradas del blog vuelvo a las teclas. No tenía nada que decir especial pero los acontecimientos han hecho que esto que escribo termine delante de los ojos de quien lo llegue a leer.
Esta mañana, después de desayunar y como de costumbre conecté el ordenador y me puse a leer mi correo. Nada de importancia. Al poco, me puse a buscar en los rincones de internet datos sobre alguien del pueblo de mi mujer, podría enterarme llamando a ciertas personas del pueblo pero no quiero levantar la liebre sobre el asunto a tratar, cosas de una casa y dependencias en venta, pero para más sigilo no lo hago. No encontré nada. Aun así, después, consulté tipos de interés bancario para posibles hipotecas... Tiempo perdido, pues ni sé quien es el dueño de la casa ni se si la podré comprar. Toda mi vida dedicada a trabajar para y por los demás y no tengo donde caerme muerto si no es con ayuda, pero, bueno, lo seguiré intentando, me queda la esperanza.
Al rato de mirar datos y datos volvió a aparecer mi hermano en el messenger. Sus problemas vuelven a aparecer y cosa que le agradezco se desahoga contándomelos a mi. Otro al que la vida le está dando lo justito, pero...
Al final, siempre hay sitio para la esperanza. Estaba viendo la programación de la televisión haciendo zapin cuando apareció la que están haciendo icono del modelo español de persona en este país, Belén Esteban. Pavoneándose ante las cámaras de su situación... Vanidad.
Lo primero que pensé fue la mala suerte que tiene al estar rodeada de gente que no le dice la verdad por interés. Y por último que le faltaba humildad.
Buscando algo que la definiera encontré esta historia.
Caminaba con mi padre,
cuando él se detuvo en una curva
y después de un pequeño silencio me preguntó:
- Además del cantar de los pájaros,
¿escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después
le respondí:
-Estoy escuchando el ruido de una carreta...
-Eso es. dijo mi padre. Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre:
-¿Cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?
Entonces mi padre respondió:
- Es muy fácil saber cuándo una
carreta está vacía, por causa del ruido.
Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.
Me convertí en adulto y hasta hoy,
cuando veo a una persona hablando demasiado,
interrumpiendo la conversación de todos,
siendo inoportuna,
presumiendo de lo que tiene,
sintiéndose prepotente
y haciendo de menos a la gente,
tengo la impresión
de oír la voz de mi padre diciendo:
"Cuanto más vacía la carreta,
mayor es el ruido que hace".
La humildad consiste en callar nuestras virtudes
y permitirle a los demás descubrirlas.
Y recuerden que existen personas tan pobres
que lo único que tienen es dinero.
"Nadie está más vacío,
que aquel que esta lleno del Yo mismo."


Eso es lo que pensé entonces, que estaba vacía, y esta historia lo refleja claramente.
Con esta entrada no quiero reflejar ni DUDAS ni LAMENTOS, no, al contrario, ahora más que nunca estoy convencido de que esa ESPERANZA que antes mentaba haría que la riqueza que tanto yo como la de quienes me rodean se basaba prácticamente en eso, en HUMILDAD hasta en los sueños y se iba a encargar tarde o temprano en darnos alguna alegría, o al menos, nos dará fuerzas para seguir luchando por nuestros sueños porque se que nosotros estamos llenos de los demás.

11 comentarios:

Jabo dijo...

Hola Agustín: "siempre hay sitio para la esperanza". Que frase tan bonita y cuanto significa.
Solo quiero animarte y desearte que alcances tus sueños.
La historia de la carreta es buenísima. Y en cuanto a la persona que mencionas... sabes la gente que la sigue?. Ya ves los valores de esta sociedad donde están.
Te felicito por el post.
Abrazo. Jabo

Dean dijo...

Y mucha falta que hacen estas palabras en este mundo de la desesperanza, buena entrada.
Un saludo.

rosama dijo...

Hola Agustin, me ha gustado mucho la historia de la carreta, y en verdad Belén es una mujer que vive muy bien de explotar a otra persona, no es todo culpa suya, sinó de la sociedad que la sigue y la describe como madre coraje, su incultura segun esa misma sociedad la hace reina del pueblo, y todos aplaudiendo sin darse cuenta de que nos insultan a todos, no creo que el pueblo sea así de inculto, pues hay de todo, pero este país de mercenarios es así, si algo da dinero lo explotan dándoles igual lo que se llevan por delante y ella que no tiene muchas lúces encantada pues gana un dineral y de otra manera tendría que trabajar cosa que ya se sabe no le gusta mucho, para mí es una garrapata chupando la sangre a su expareja en público.
Espero que la esperanza de sus frutos y consigas la felicidad.
Saludos.

MIGUEL ANGEL dijo...

Hola Agustín. Es una historia aplicable a muchos de los que nos rodea y que innecesariamente no tiene por qué ser aplicado a famoso/a. No obstante me quedo con lo mejor de todo tu post; la esperanza.Yo me he encontrado asfixiado de problemas y cuando menos he confiado en mi instinto de superación y confianza, y al final he podido dar con esa esperanza que aunque muy lejos luego sirve de mucho consuelo. Un abrazo amigo.

Patricia 333 dijo...

La humildad consiste en callar nuestras virtudes
y permitirle a los demás descubrirlas.

TODO radica en la HUMILDAD

Y tu la tienes al compartir con nosotros tu sentir

Un abrazo

Ginés dijo...

Te felicito por la entrada, dices verdades como templos. Por desgracia sigue habiendo demasiado charlatán que no tiene mas que ofrecer que ese absurdo ruido... demasiado tienen con ser así. Al igual que tu... yo sigo siendo de los que prefieren guardar sus virtudes a buen recaudo, y sólo compartirlas con quien se atreva a descubrirlas.

Un saludo!

cuchu dijo...

Agustín ¿sabes una cosa? No hace mucho yo también publiqué este cuento. Tengo que felicitarte porque nadie personifica mejor la carreta que Belén jajajajajaa

Mira con optimismo tu presente por muy negro que sea...eso cambiará el futuro. Tienes mucha materia prima para salir adelante victorioso.

Mucha, mucha energía positiva
cuchu

cabreada dijo...

me ha encantado la historia de la carreta, la voy a tomar prestada para decirsela a unos cuantos incompetentes que conozco.
Y arriba ese ánimo, que sabes que nosotros te queremos y tu carreta está llena de amigos

Abuela Ciber dijo...

Que hariamos muchos si no tuvieramos....esperanza????

grato leerte , el ejemplo de la carreta es estupendo.

Cariños

Agustin dijo...

Hola a todos
Y garcias por seguir pasando por aqui dejando vuestras opiniones.
BESOS Y/O ABRAZOS

meg dijo...

Creo Agustin que has definido perfectamente a la Esteban. No se puede decir mejor. La carreta vacía suena más que la llena. ¡Qué lástima de chica, con lo que podía haberse formado y refinado en todos estos años con el dinero que gana!